Home  |  Find Your Chapter  |  Get Involved  |  Advocacy/Government Affairs  |  Press Room  |  About The Society  |  Library
ABOUT MS LIVING WITH MS TREATMENTS RESEARCH HEADLINES SPECIAL EVENTS For Professionals
National Multiple Sclerosis Society  
Join The Movement
Donate Search Contact Us
 


Library

Brochures
     
 

La Fatiga: Lo Que Usted Debe Saber
Una Guía para Personas con Esclerosis Múltiple

¿Qué causa la fatiga?

Aunque la fatiga es común en la EM, puede que la EM no sea la razón
o la única razón-por la que usted esté cansado. Muchos factores pueden
causar o contribuir a la fatiga.

Estos incluyen:

  • Otras condiciones médicas. Incluso algo tan simple como una
    infección leve puede robarle la energía.
  • Las condiciones del tiempo. El calor hace que uno se sienta como si se estuviera sancochando y la humedad puede hacer que los efectos del calor sean peores. Ambas cosas se multiplican más a la gente con EM. El calor y la humedad se miden juntos para obtener el “índice de calor” que se menciona en los boletines meteorológicos.
  • Los trastornos del sueño. Se refiere a la dificultad para quedarse
    dormido, mantenerse dormido o dormir bien (insomnio) que hacen
    que uno no se sienta “como nuevo” cuando se levanta. Un cuestionario sobre el sueño puede ayudar a su médico a establecer la causa de su fatiga.
    Download Hojas de trabajo: Mi lista de medicamentos & Mis hábitos de dormir (PDF)
  • El estrés. El estrés puede hacer que cualquier persona se sienta
    cansada y la EM puede hacer que la vida sea más estresante. Hay
    muchas cosas que pueden causar estrés: más exigencias de lo que uno puede satisfacer; conflictos con diferentes personas; interrupciones en la rutina; la muerte de una persona querida, un divorcio, u otras pérdidas grandes.
  • La depresión y la ansiedad. Los asuntos difíciles en su hogar o en
    su trabajo pueden agotarlo emocionalmente y físicamente. La depresión y la ansiedad son comunes en la EM. Si usted o las personas relacionadas con usted notan cambios en su humor o notan que usted pierde interés en ciertas actividades que anteriormente eran sus preferidas, asegúrese de decírselo a su médico.
  • El síndrome de Superhéroe. Es fácil exagerar la actividad física
    si uno no lo aumenta de forma gradual. Practicar deportes los fines
    de semana, trabajar en el jardín, la limpieza del hogar, haciendo los
    mandados asi como ir de compras: pueden agotar su energía.
Debe estar preparado para discutir estos temas con su médico o enfermera. También puede que le pidan que llene un cuestionario llamado Escala para medir la severidad de la Fatiga que cubre estas áreas en detalle. Después de examinarlo, su médico puede ordenar pruebas de laboratorio o mandarlo a un especialista para más evaluación.

¿Cómo se trata la fatiga que no proviene de la EM?
Los resultados de sus exámenes y análisis pueden seguir los próximos
pasos.

Por ejemplo:

 
   

· Su médico o especialista puede tratar otras condiciones médicas.

· El tiempo caluroso y el clima húmedo se pueden tolerar con técnicas para refrescarse.

· A veces se pueden ajustar, cambiar, o eliminar medicamentos pero siempre debe consultar a su médico primero. Puede ser peligroso si usted cambia los medicamentos por cuenta propia.

· Los problemas de sueño pueden tener causas físicas o psicológicas.
A través de pruebas especiales de sueño se puede encontrar la
fuente del problema y elegir el tratamiento adecuado.

· El estrés es el resultado de problemas que tienen la gente y cómo lo enfrentan. Reduzca los aspectos de su vida que causan estrés lo más que pueda. Para obtener ayuda sobre cómo aprender a manejar el estrés, vea un profesional de salud mental que se especialice en trabajar con personas que tienen enfermedades crónicas.

· La depresión es uno de los síntomas de la EM que mejor se puede tratar. Se puede tratar con medicamentos antidepresivos, psicoterapia centrada en el problema, o ambas cosas. (Las dos juntas pueden ser más efectivas que una sola.) De acuerdo a unas investigaciones recientes, cuando la persona que tiene EM se le diagnostica depresión y el tratamiento es efectivo, se puede disminuir su fatiga.

Esté pendiente de sus medicamentos

Por varias razones, es importante tener una lista de todos los medicamentos
que toma usted.

Esto incluye:

· Las medicinas prescritas.

· Los medicamentos que no requieren receta, como la aspirina, el ibuprofeno y otros productos para los resfriados, la gripe y las alergias.

· Los remedios a base de hierbas, medicina alternativa o “natural”.

· Las vitaminas, los minerales u otros suplementos alimenticios.

Cuando vaya a ver al médico, lleve la lista. Si sus medicamentos cambian, ponga la lista al día.

Su médico puede encontrar una lista detallada de medicamentos que pueden causar fatiga en La Fatiga y la Esclerosis Múltiple. Éstas pautas para la práctica clínica se pueden conseguir gratis de los Veteranos Paralizados de América llamando al 888-860-7244 o en el la dirección
electrónica: www.pva.org

 

Pregúntele a su médico sobre una visita posterior para averiguar si el tratamiento está mejorando sus problemas de fatiga. Un cuestionario corto, como la Escala Modificada del Impacto de la Fatiga (MSIF por sus siglas en inglés), puede formar parte de esta evaluación. (Se puede conseguir el MSIF en La Fatiga y la Esclerosis Múltiple.) A través del tiempo, puede tomar la misma prueba varias veces. Esta herramienta puede ayudar a su médico a evaluar los efectos del tratamiento. Si el tratamiento no está funcionando, su médico discutirá otras opciones con usted.

Cuando todas las causas de la fatiga que no están relacionadas con la EM se han controlado, usted puede encontrar que la fatiga ya no es un problema. Si lo es, la causa puede estar relacionada a la EM.

¿Cómo se trata la fatiga relacionada con la EM?

Los problemas de movimiento y de respiración
Su médico llevará a cabo un examen de la manera en que usted se
mueve y respira. Puede que eso incluya examinar:

  • Su fuerza
  • La coordinación de sus músculos (cualquier problema, incluyendo
    ataxia).
  • Su grado de rigidez o flexibilidad (espasticidad).
  • Cómo camina (su modo de andar).
  • Cómo se mueve de una posición a otra (traslado), especialmente
    cuando la persona se mueve de un asiento o se mueve a un asiento,
    como a una silla de ruedas o a un inodoro.
  • Si usa silla de rueda, cómo se mueve en ella.

Dependiendo de los resultados, puede que lo manden a un terapeuta
ocupacional, fisioterapeuta, o ambos para más evaluación.

En la Tabla 1 aparecen opciones de tratamiento para problemas de respiración y movimiento relacionados a la EM. Si usted usa alguna de las opciones de la Tabla 1, puede que su médico quiera verlo para supervisar su respuesta.

Tabla 1—Tratando los problemas de respiración y movimiento

Problema

Opciones de Tratamiento

Debilidad o
problemas con la coordinación
muscular

(ataxia)

Un Equipo que le ayude a moverse con más facilidad
(aparatos que ayudan a las personas en su movilidad y manera de andar): bastones, muletas, aparatos de traslado, sillas de ruedas y escúteres (scooter en inglés).

Una evaluación para determinar si un programa de
ejercicios sería apropiado para usted y si lo es, qué
tipo de programa. Una recuperación, aunque sea leve, de la fuerza y flexibilidad puede ayudar con el reto de las actividades diarias.

Rigidez
muscular

(espasticidad)

Los ejercicios de estiramiento. Se sentirá mejor y
se moverá mejor si mantiene su cuerpo lo más flexible posible. Un terapeuta le puede enseñar la forma correcta de hacer los estiramientos apropiados.

Los medicamentos. Puede usar relajantes musculares para ayudarle a desentumecer sus músculos, pero también pueden aumentar la fatiga.

IMPORTANTE: Si usa relajantes musculares, no use
sedantes o medicinas sin receta para ayudarle a
dormir ni tome alcohol. La mezcla de estos productos, puede provocar un efecto exagerado. Si usted tiene alguna pregunta sobre cuáles medicamentos puede usar, pregúntele a su médico.

Problemas con la respiración

Las técnicas de respiración. Un terapeuta le puede enseñar ejercicios de respiración para mejorar la eficiencia de sus pulmones. Puede que su médico prefiera mandarlo a un especialista para que la haga una evaluación de sus pulmones y su respiración.

EL asiento y sostén adecuado. Un fisioterapeuta o un terapeuta ocupacional le pueden recomendar cambios y aparatos para ayudarlo a respirar sin cansarse tanto. Por ejemplo, cambiar la silla de ruedas manual por una motorizada le puede ayudar la fatiga relacionada con la respiración. Cambiar la silla con un respaldar blando por uno que provee apoyo lumbar o el sentarse derecho también ayuda a respirar mejor.

Fatiga primaria de la EM
Si la falta de energía sigue siendo un problema después de tratar todas
las otras causas, es probable que usted tenga fatiga primaria de EM.
Las opciones de tratamiento incluyen estrategias que le pueden
enseñar los especialistas y los medicamentos recetados. Se pueden usar
por separado o en conjunto.

La Tabla 2 contiene una lista de cambios en el estilo de vida que han ayudado a las personas que sufren de EM a sentirse y a funcionar mejor. Varios profesionales pueden ayudarlo con estas estrategias. Por ejemplo, un nutricionista o un dietista pueden ayudarlo a planificar comidas o meriendas; los terapeutas ocupacionales y los fisioterapeutas pueden ayudarlo a planificar las actividades y los programas de ejercicio; y un terapeuta o una enfermera puede ayudarlo con técnicas de relajación.

Para la fatiga primaria de la EM primaria, su médico le puede sugerir medicamentos. Las medicinas prescritas para la fatiga ayudan a algunas personas pero no son un “cura-lo-todo” y no ayudan a todo el mundo.

Uno de los medicamentos usados para tratar la fatiga de EM es la amantadine que viene en genérico y la modafinil cuyo nombre comercial es Provigil®. Ambos productos vienen en pastillas. Un estudio reciente pero muy pequeño sugiere que la aspirina puede ser beneficiosa para la fatiga primaria en la EM, pero se necesita hacer más estudios para confirmar estos hallazgos.

La mayoría de los medicamentos recetados pueden tener efectos secundarios y algunos medicamentos no se deben mezclar con otros. Antes de que empiece a tomar un medicamento recetado, asegúrese que su médico tiene una lista actualizada de todos los medicamentos que usted está tomando. Eso incluye vitaminas, minerales y productos dietéticos o de hierbas. Siempre pregúntele a su médico sobre posibles efectos secundarios y qué debe hacer si estos ocurren. Es buena idea que le den esta información por escrito para que se la de a los miembros de su familia y a sus cuidadores o ayudantes.

IMPORTANTE: Si usted tiene problemas con algún medicamento,
avísele a su médico inmediatamente. No solo pare de usarlos. Con
algunos medicamentos es necesario disminuir lo que toma gradualmente
antes de que pueda dejarlos por completo.

Tabla 2—Ayudándose a aumentar la energía

La estrategia

Por qué ayuda y algunos consejos

Deje de fumar

Fumar hace daño a los pulmones, lo que hace que a fatiga empeore y agrave los efectos de EM. Deje ese hábito y la respiración y otras actividades simples no lo cansarán tanto.

Coma una dieta saludable

Comer una dieta balanceada y baja en grasas le da energía a su cuerpo. Trate de desayunar justo después de levantarse. Consulte con un profesional sobre una dieta apropiada.

Planifique su día alrededor de los ritmos naturales de su cuerpo y
establezca un
horario regular de sueño

Programe sus actividades obligatorias para los momentos en que tiene más energía. Para ayudarle a dormir, tome leche caliente 30 minutos antes de acostarse. Mantenga el equipo de hacer ejercicios y televisores fuera de la habitación.

Ajuste sus
niveles de
actividad

Si lleva más de 30 minutos tratando de dormirse, levántese y haga una actividad tranquila hasta que se sienta cansado.

Tómese una
siesta

Ahorre energía para las cosas que le importen más. Ponga sus actividades en orden de prioridad, luego concéntrese en ellas. Elimine tareas de baja prioridad. La siesta relaja los músculos y le devuelve la energía a su sistema. Una siesta de 10-30 minutos ayuda mucho.

Tome líquidos
fríos

Las bebidas frías, los sorbetes y las paletas heladas mantienen la temperatura de su cuerpo a un nivel cómodo. Asegúrese de tomar bastante agua durante el día, no importa cuantas otras bebidas ha tomado.

Nota:La cafeína puede impedir que se duerma. El
alcohol puede ayudarlo a dormirse pero puede impedir que duerma bien.

Manténgase
fresco

Bajar la temperatura de su cuerpo ayuda a que se sienta fresco. Las duchas frías, la terapia de natación o de piscina, el aire acondicionado, la ropa ligera y los artículos que enfrían pueden ayudarle a combatir al calor.

Considere un
programa de
ejercicios.

Se ha demostrado que para algunos el ejercicio mejora los problemas de la fatiga en la EM, pero no ayuda a todos. Un programa de ejercicios apropiado debe aumentar su nivel de energía, no disminuirlo. Pregúntele a su fisioterapeuta y obtenga la aprobación de su médico.

Ejercicios planificados

No confunda el ejercicio con la función. Use el ascensor, no las escaleras. Estacione su auto en lugares para los minusválidos-no camine tanto y ahorre su energía.

Haga ejercicios
de relajación

La respiración profunda, la visualización, el yoga y el tai chi son ejercicios de relajación que puede aprender a hacer en su hogar.

Pida ayuda si
la necesita

Si se siente deprimido o la gente dice que piensa que lo está, consulte a un profesional de salud mental.

 
 
 
 

Basado en “La Fatiga y la Esclerosis Múltiple: Pautas de la Práctica Clínica para Profesionales” desarrollado por el Consejo de Esclerosis Múltiple para Pautas de la Práctica Clínica. Edición de la Sociedad Nacional para la EM.

 
     
  Last updated December 11, 2006  
FAQsGlossary of MS Terms  


ChatMessage Boards
Email This PagePrint This Page
Home | MS Learn Online Webcasts | Spotlight Series | Información en español | Site Map

National Multiple Sclerosis Society | 1-800-344-4867

© 2007 The National Multiple Sclerosis Society. All rights reserved. Legal Notice/Privacy Policy | Powered by Convio